La polémica por el acuerdo firmado por Aserpinto y el Ayuntamiento

Julio Lumbreras/ Prensa Madrid Sur

El pasado día 23 de enero, se firmó un acuerdo de tres puntos entre el Consejo de Administración y los representantes de los trabajadores de Aserpinto, se trata de una extensión del firmado en 2013 entre el Consejero Delegado de Aserpinto, en aquel entonces Alberto Vera y el comité de huelga.

Se han estado vertiendo a través de diferentes medios, las partes que han dado sus puntos de vista en relación a este acuerdo, y se está generando polémica en relación a sus contenidos, por una parte algunos grupos de la oposición en el Ayuntamiento PSOE y PP, por otra los trabajadores subrogados de Aserpinto a la UTE Valoriza-Gestyona y por otro la misma empresa.

En pintoinformacion.es nos estamos poniendo en contacto con los representantes de todos los sectores involucrados tratando de esclarecer y contrastar los aspectos más conflictivos de dicho acuerdo y las posibles consecuencias del mismo.

Hasta ahora lo que ha trascendido, es poco e interesado, los portavoces del grupo popular y del grupo socialista, se han apresurado ha hacer sus conjeturas de una manera pública en “medios” locales que habitualmente no acostumbran a contrastar sus informaciones.

El Acuerdo

El Primer punto en cuestión, Aserpinto S.A. “asegura” la reincorporación inmediata de los trabajadores subrogados a la UTE Valoriza-Gestyona en el caso de ser despedidos por esta y como consecuencia de la “realización por parte de éstos, de acciones en defensa de los intereses del Ayuntamiento de Pinto”. Presumiblemente, la intención de la Consejera Delegada de Aserpinto SAU y el Comité de empresa de ésta última, es claramente la de brindar protección a los trabajadores subrogados en caso de sufrir represalias o despidos como consecuencia de denuncias por incumplimiento del Pliego o contrato suscrito por el Ayuntamiento de Pinto y la UTE Valoriza-Gestyona. Ante esto, se denota una dificultad, los trabajadores deberán de conocer en su totalidad el contrato firmado entre Ayuntamiento y empresa, para poder “denunciar” en su caso ante los tribunales competentes, las “supuestas irregularidades” o “incumplimientos” del mismo. Raúl Sánchez, concejal de urbanismo y medio ambiente asegura a nuestro medio, “Que el procedimiento, sería mediante denuncia y presentación de pruebas ante la Consejera y el Comité de empresa de Aserpinto y que esos serían los encargados de juzgar, si la denuncia es fundada o no”. Queda claro, qué o quién dictaminaría en su caso, esta misma instancia calificaría según siempre el criterio del Ayuntamiento y los trabajadores, si la supuesta “acción” sería merecedora del calificativo de “En defensa de los intereses del Ayuntamiento de Pinto”.

En el segundo punto del acuerdo, se establece “acciones del trabajador de especial relevancia que se considerarían” para su reintegración en Aserpinto y el reconocimiento de todos sus derechos, este punto a su vez, abre la posibilidad de que incluso el trabajador subrogado, aún no habiendo sido cesado por la empresa Valoriza-Gestyona, pudiera pedir su baja voluntaria de ésta e incorporarse a la empresa municipal.

En este punto, quedan en el aire aspectos importantes como ¿Qué se considera de especial relevancia para los intereses del Ayuntamiento? ¿Quién y cómo realizaría esta valoración? Suponemos que tendría que ser de acuerdo entre el Consejo de Administración y el Comité de Empresa de Aserpinto, pero al no estar especificado no deja claro este asunto.

Otra duda razonable, es la de si “Aserpinto tendría capacidad para absorber a un número importante de trabajadores que se acogieran a este tipo de acciones”.

En el tercer punto del mencionado acuerdo, se establece la “incorporación del trabajador a Aserpinto, ya sea por cese del trabajador o represalias de la empresa”.

En un comunicado hecho público por dos de los sindicatos de la UTE Valoriza-Gestyona (UGT-CGT) y que no ha sido suscrito por CCOO, los sindicatos declaran su “malestar” por no haber sido informados por los cauces adecuados, ni en tiempo, ni en forma. En el comunicado, se menciona que las “supuestas irregularidades que han de denunciar los trabajadores, deben ser incumplimientos del pliego de condiciones y siempre ir acompañadas de pruebas que demuestren su veracidad”, en este sentido se condiciona al trabajador “denunciante” a conocer en detalle el citado pliego de condiciones, en segundo lugar “aportar pruebas” ¿Qué tipo de pruebas? Y ¿Dónde se aportan estas pruebas?.

Ningún trabajador está obligado a conocer las condiciones de los contratos firmados por su empresa, y de conocerlos, utilizar esta información para “perjudicar” a la misma empresa que lo emplea, en muchos contratos laborales existen claúsulas de confidencialidad, cuyo incumplimiento está tipificado incluso por el código penal con penas de cárcel.

En el segundo de los casos, no se especifica qué tipo de prueba y a dónde presentarla ¿Juzgados, Aserpinto, Ayuntamiento? En el caso de incumplimiento de contrato entre empresas, esto va por vía de lo Contencioso Administrativo de la Audiencia Nacional, iniciar un proceso por ésta vía precisa de los elementos y procedimientos establecidos en la Ley y por ende, de la designación de un procurador y abogado con unos gastos que pueden llegar a representar cantidades de hasta 4.000 euros. ¿Tendría el trabajador que hacerse cargo de estos gastos? ¿Qué tipo de pruebas deberían aportarse para iniciar el proceso? ¿Acaso fotografías, vídeos o cualquier otro método gráfico o documental? ¿El trabajador “demandante” estaría habilitado por el Tribunal para realizar esta acción? En fin, este “acuerdo” nos deja muchas dudas, que intentamos sean respondidas por las partes involucradas en este conflicto.

En cuanto al polémico acuerdo, no nos cabe ninguna duda de cuál ha sido la intención del Gobierno Municipal de Ganemos Pinto. Según declaraciones a nuestro medio de la Concejal de Hacienda y Consejera Delegada de Aserpinto Consoli Astasio, “la intención es conocer las “irregularidades” en la prestación del servicio contratado con el Ayuntamiento de Pinto por parte de la empresa Valoriza-Gestyona” y a´si mismo “Dar cobertura a los trabajadores subrogados en caso de sufrir represalias por parte de Valoriza-Gestyona”. En este punto, no podemos dudar de la “buena intención” del equipo de Gobierno y del Comité de Empresa de Aserpinto, es muy legítimo el querer ayudar o proteger a los trabajadores que pertenecieron a la empresa pública y que debido a la privatización del servicio por parte del anterior Gobierno, se integraron como plantilla “subrogada” a la UTE Valoriza-Gestyona, pero esto no se debería hacer de cualquier manera, sobre todo poniendo en riesgo a los trabajadores que se decidieran a llevar adelante una denuncia contra la empresa.

Sabemos que en el Programa de Gobierno de Ganemos Pinto, se encontraba la propuesta de “Municipalización” o “Remunicipalización” de los servicios de limpieza urbana que habían sido externalizados a través de la UTE Valoriza-Gestyona, Astasio incide en este aspecto en sus declaraciones a pintoinformacion.es, pero a poco más de un año de las elecciones municipales de 2019, a algunos les puede parecer que se trata de una acción electoralista, con altas dosis de demagogia, ya que como se sabe, la derogación del Pliego de Condiciones y el contrato con Valoriza-Gestyona, sin mediar causas graves de por medio, tendría como resultado un dolo económico sobre las arcas municipales de aproximadamente 5 millones de euros lo que pondría al Ayuntamiento en una difícil situación.

Se podría haber sancionado a la UTE en estos dos años y medio a través de la empresa de calidad contratada por el mismo Ayuntamiento, pero según nos confiesa Astasio “La empresa no está facilitando esta labor de supervisión” “Comenzaron muy bien, incluso se pudo establecer una sanción “Muy Grave” a la empresa, pero por motivos que desconocemos en los últimos 8 meses no hemos podido sancionar en ningún caso”. También nos ha manifestado su intención de no renovar este contrato con la empresa de Calidad, y si el de que Aserpinto, se haga cargo del control de calidad y para ello se está realizando un proceso de contratación a través de Aserpinto para tener el personal adecuado para realizar el trabajo de calle”. La duda razonable que se genera con esto último, es si los nuevos trabajadores que se incorporarán para realizar esta actividad, tendrán el tiempo necesario para cualificarse para el óptimo desempeño de sus funciones. Según Raúl Sánchez, concejal de urbanismo y medio ambiente “los nuevos trabajadores que realizarán el trabajo de calle en supervisión y control del pliego, disponen del tiempo suficiente para formarse, hasta finales de marzo que finaliza la concesión con la actual empresa” así mismo nos informó “que los trabajadores tendrán un contrato temporal por el  tiempo de duración de la concesión a Aserpinto.

Por su parte, Víctor Alonso Miranda del grupo municipal de Ciudadanos, nos ha informado de alguna de las apreciaciones que le hicieron a la Consejera Delegada cuando se expuso el contenido del acuerdo a los Consejeros de Aserpinto “Es por ello, que tras esta exposición, lo que indiqué a nuestra empresa Aserpinto, es que se debe tener mucho cuidado en la aplicación de este acuerdo, pues hay que vigilar que no haya conflictos de extorsión y amenaza”. “Por otra parte pregunté como los trabajadores van a demostrar esas acciones puesto que no va a ver un órgano profesional que juzgue esas “acciones en defensa de nuestro ayuntamiento” y les expuse un ejemplo de lo que para mí demostraría de verdad una irregularidad, que sería por ejemplo, que conociendo el pliego, que indica que ciertas aceras dependiendo de su anchura debe ser limpiadas por ejemplo 3 veces a la semana, entiendo que el trabajador si quiere denunciar que no se cumple el pliego, debería presentar una grabación de esa acera con todas las jornadas laborales que implican en una semana, durante todo el tiempo de servicio”. Concluye el concejal de Ciudadanos.

Por nuestra parte, nos hemos puesto en contacto también con la empresa Valoriza-Gestyona, a través de su gabinete de prensa, interesados en conocer su punto de vista, o si conociendo los contenidos del acuerdo ¿Verían la posibilidad de iniciar algún tipo de procedimiento judicial? pero hasta el día de hoy no hemos recibido ninguna comunicación oficial sobre la posición de Valoriza-Gestyona sobre este asunto.

Por nuestra parte, volvemos a repetir que comprendemos que la intención del Acuerdo, ha sido desde un principio y en todo momento, la de proteger a los trabajadores subrogados a la UTE Valoriza-Gestyona, cuando el Partido Popular privatizó los servicios que desempeñaba hasta ese entonces la empresa pública Aserpinto. Más allá de conjeturas o intereses mezquinos expresados por algunos medios de comunicación a través de representantes políticos locales, los ciudadanos de Pinto, tienen derecho a ser informados con la menor distorsión posible, con la mayor transparencia y objetividad.